El fin del verano

domingo, septiembre 23, 2018 0 Permalink 0

Guardas los ventiladores y aparcas las jarras de cristal de la nevera. Sigues comprando sandía pero ya no es lo mismo. Las duchas de agua templada ya no son sopa. Las sandalias comienzan a pedir un calcetín. Menos lechuga y más garbanzos. Planchar no se hace tan insufrible, el horno encendido gasta electricidad pero da calor.  Eso es el fin del verano, porque apenas has visitado la playa, porque sigues tomando la misma cerveza en invierno que en verano, porque los pantalones cortos son para toda la semana o porque quizás el verano acabó a los 18.

Bienvenido otoño.

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *