Hay un prejuicio contra la belleza

"Hasta hace bien poco se suponía que la mujer que se dedicaba a labores intelectuales debía desprenderse de su coquetería, de su deseo de gustar, para ofrecerle a los demás sólo una concentración cerebral de sí misma. Últimamente, he leído aquí y allá artículos que censuraban cualquier referencia física que se hiciera de una entrevistada, ...